Estoy sentado y humedecido mecido por mis calores
y las aguas traspasan mis oídos traslúcidos
No aprenderé las palabras que me están rozando
ni desliaré mi lengua de debajo de mis pisadas
Pienso seguir así hasta que el agua se alce
hasta que mi piel desprendida deje sueltos los ríos

(Vicente Aleixandre)



8 de septiembre de 2009

Curiosidades de Alejandra..
Desde niña coleccionó lápices de colores. Los llevaba en una bolsita, eran ya diminutos y los obsequiaba a sus amigos como en un juego mágico.
(Carlos Luis Torres Gutiérrez)

4 comentarios:

Dr. Flasche dijo...

¿Para que ellos pintaran también su mundo?

a roja dijo...

para que la quisieran Dr., para que la quisieran..

anotación de su diario escrita alrededor de un año antes de morir: "Abandono de todo plan literario… Las palabras son más terribles de lo que me sospechaba. Mi necesidad de ternura es una larga caravana… sé que escribo bien y esto es todo. Pero no me sirve para que me quieran"

u minúscula dijo...

JODER

Dr. Flasche dijo...

uhmhmhmh...la ternura es tan necesaria, más que cualquier otra cosa...

sin embargo, uno no debe escribir para que le quieran, debe escribir porque ama y quiere,

¿no cree?

pero todos somos humanos, todos...