Estoy sentado y humedecido mecido por mis calores
y las aguas traspasan mis oídos traslúcidos
No aprenderé las palabras que me están rozando
ni desliaré mi lengua de debajo de mis pisadas
Pienso seguir así hasta que el agua se alce
hasta que mi piel desprendida deje sueltos los ríos

(Vicente Aleixandre)



10 de septiembre de 2009

El verde es como una vaca gorda, sana e inmóvil, que rumiando contempla el mundo con ojos adormilados y bobos.

Musicalmente se podría asociar el verde absoluto a los tonos tranquilos, alargados y semi-profundos del violín.

(Wassily Kandinsky)

2 comentarios:

Toribio Suerte Zahurdillas dijo...

Esto me tranquiliza...

cesar dijo...

Visto así,... a mí también me ha quitado un peso de encima.
Un texto cojonudo.
También me parece que el verde se podía asociar con el cuento "La isla del hada" de Poe.