Estoy sentado y humedecido mecido por mis calores
y las aguas traspasan mis oídos traslúcidos
No aprenderé las palabras que me están rozando
ni desliaré mi lengua de debajo de mis pisadas
Pienso seguir así hasta que el agua se alce
hasta que mi piel desprendida deje sueltos los ríos

(Vicente Aleixandre)



9 de febrero de 2010

Un estudio de la Universidad de Aberdeen (Escocia) ha puesto de manifiesto que cuando más sucios están los cerdos, mayor es su inmunidad. Los cerdos sucios obtienen bacterias amigas que les ayudan a tener un sistema inmunológico más desarrollado.

Los animales criados en un ambiente aislado expresaban más genes involucrados en la respuesta inmune inflamatoria y en la síntesis del colesterol, mientras que los genes asociados con las células T se expresaban en los cerdos criados en el exterior.

Los resultados de esta investigación se han publicado en BCM Biology (Mulder, I. E. Et al. BMC Biol. 7, 79 (2009))


(Fuente: Agrodigital.com)

3 comentarios:

Comtessa d´Angeville dijo...

Yo siempre fui muy maniática con lo de lavarme, ducharme todos los días, lavarme el pelo todos los días, uso y abuso de leches corporales y desodorantes... Ahora he prescindido de esa obsesión, no me gustan los desodorantes que huelen a algo, me gustan los desodorantes que cubran el sudor pero que dejen mi olor, lo mismo con los geles de ducha, me gusta oler a limpio y a cerezas o a miel o a sales marinas o a lo que coño sea.

galicia maravillas dijo...

qué curioso!! identificar suciedad con saludable no parece muy acertado, pero lo es :) el primer párrafo lo entendí, pero ya el segundo, uissss lo de respuesta inmune inflamatoria... y lo de las células T, creo que ahí ya es chino!! pero el mensaje es claro :))

Comtessa d´Angeville dijo...

Ahora veo que me faltó un NO, al final de lo que digo: me gusta oler a limpio y NO a cerezas o a miel o a sales marinas o a lo que coño sea.