Estoy sentado y humedecido mecido por mis calores
y las aguas traspasan mis oídos traslúcidos
No aprenderé las palabras que me están rozando
ni desliaré mi lengua de debajo de mis pisadas
Pienso seguir así hasta que el agua se alce
hasta que mi piel desprendida deje sueltos los ríos

(Vicente Aleixandre)



16 de abril de 2010

No se encuentra una personalidad típica en los enfermos de colitis ulcerosa. Sin embargo, se ha reiterado que muchos de ellos poseen rasgos obsesivos de carácter, una notoria hipersensibilidad al rechazo y a la hostilidad, y una dependencia intensa hacia ciertas personas. El principio de la sintomatología suele relacionarse con la amenaza real o imaginaria de separarse de esas personas.

(Ramón de la Fuente)