Estoy sentado y humedecido mecido por mis calores
y las aguas traspasan mis oídos traslúcidos
No aprenderé las palabras que me están rozando
ni desliaré mi lengua de debajo de mis pisadas
Pienso seguir así hasta que el agua se alce
hasta que mi piel desprendida deje sueltos los ríos

(Vicente Aleixandre)



22 de agosto de 2010

ejercicio, disciplina y afecto, siempre en este orden

(César Millán)

1 comentario:

plinnn... dijo...

hoy lo estuve viendo un ratito, aprendes mucho, aunque a veces me parece que la psicología canina está bien si no te coarta en exceso la expresión de tus sentimientos como humano, quiero decir, que plantean que hay que aprender a ser el líder de la manada y que los perros te vean como otro perro más, bueno... pero somos personas, quiero decir, que si yo le quiero contar mis penas y mis alegrías al perro, pues puedo hacerlo, o si le quiero mostrar que soy su amigo, y no su jefe, pues caray! si decido yo, como humana (no sé si lista o no, por eso del carpe diem...:) puedo decidir también que todos somos iguales, como en la tabla redonda :) pero bueno, que haga pis y caca fuera de casa :))) bueno, me callo ya que es muy tarde y desvarío :) gracias por tu comentario :) muy feliz comienzo de semana :)))