Estoy sentado y humedecido mecido por mis calores
y las aguas traspasan mis oídos traslúcidos
No aprenderé las palabras que me están rozando
ni desliaré mi lengua de debajo de mis pisadas
Pienso seguir así hasta que el agua se alce
hasta que mi piel desprendida deje sueltos los ríos

(Vicente Aleixandre)



16 de agosto de 2010

A menudo también, cuando salgo a correr y mas bajo el sol de agosto y el efecto de las endorfinas, al pasar junto a la formación de Limonium toletanum (?), la veo como si se tratara de la escarcha de otras mañanas.


Limonium toletanum es un endemismo de estas tierras

2 comentarios:

Neorrabioso dijo...

Glups, gracias por la corrección de mi anecdotario, ha sido el mal de amores, es cierto.

Abrazos cachicuernos.

Hasta pronto.

plinnn... dijo...

no me había dado cuenta de que los noes me crecían como los champiñones :) y mira que pese a tantos, para mí, la historia es positiva :) pero sí es cierto que estar, están :)
qué bonita fotografía!! en Galicia, lo que hay mucho son toxos, con su flor amarilla son bonitos y dan mucho color, aunque pinchan!! :) imagino que el olor del limomiun toledano tiene que ser fantástico :) un biquiñooo y gracias por tu comentario :)) muacssss