Estoy sentado y humedecido mecido por mis calores
y las aguas traspasan mis oídos traslúcidos
No aprenderé las palabras que me están rozando
ni desliaré mi lengua de debajo de mis pisadas
Pienso seguir así hasta que el agua se alce
hasta que mi piel desprendida deje sueltos los ríos

(Vicente Aleixandre)



18 de noviembre de 2010

HONDONADA

Inmóvil,
en el borde de la palabra,
mirando al vacío
de la lengua,
hondonada
donde duerme
el salvaje rumor
de los poetas
que vendrán.

(Dionisio Cañas)


ESCOMBRADA

Es la cornisa rota y el mundo que se cae.

Igual que el sueño, vuelve
la tarde a ser carne apagada,
cáncer en las paredes de la luz.

Oscuridad que tiembla en un alambre.

(Ana Gorría)

1 comentario:

a roja dijo...

borde y cornisa.. : Jorge Oteiza