Estoy sentado y humedecido mecido por mis calores
y las aguas traspasan mis oídos traslúcidos
No aprenderé las palabras que me están rozando
ni desliaré mi lengua de debajo de mis pisadas
Pienso seguir así hasta que el agua se alce
hasta que mi piel desprendida deje sueltos los ríos

(Vicente Aleixandre)



4 de febrero de 2011

.. en la evolución humana ha habido una presión evolutiva importante sobre los sistemas inmune y reproductivo. Así, podemos aventurar que nuestros antepasados sufrieron importantes ataques patogénicos, a los que solo sobrevivieron los individuos con un sistema inmune más activo. Pero al mismo tiempo no podemos olvidar que, en ausencia de presión, un sistema inmune demasiado activo es una desventaja, ya que requiere un gran gasto energético y puede llevar a enfermedades autoinmunes.

(Carlos López Otín)