Estoy sentado y humedecido mecido por mis calores
y las aguas traspasan mis oídos traslúcidos
No aprenderé las palabras que me están rozando
ni desliaré mi lengua de debajo de mis pisadas
Pienso seguir así hasta que el agua se alce
hasta que mi piel desprendida deje sueltos los ríos

(Vicente Aleixandre)



14 de marzo de 2011

Porque en el gesto del universo
aprendes la fragilidad de tu cuerpo,
olvidas que el universo es solamente si tú eres.

Porque sientes cómo la vieja dama danza,
eres generoso mientras esperas el último paso,
sabiendo que sólo serás en aquello
que de ti guarden los demás.

(Lluís Llach)