Estoy sentado y humedecido mecido por mis calores
y las aguas traspasan mis oídos traslúcidos
No aprenderé las palabras que me están rozando
ni desliaré mi lengua de debajo de mis pisadas
Pienso seguir así hasta que el agua se alce
hasta que mi piel desprendida deje sueltos los ríos

(Vicente Aleixandre)



28 de junio de 2012

Aricia cramera (morena) sobre flor de Eryngium campestre (cardo corredor). Era invisible a mis ojos hasta conocerla gracias a esta entrada: http://unpaseomanchego.blogspot.com.es/2012/06/la-mariposa-morena-aricia-cramera.html.
No en vano la segunda acepción de conocer es:
Entender, advertir, saber, echar de ver.

Aquí nos deja ver un poco de lo que oculta y que le da nombre.