Estoy sentado y humedecido mecido por mis calores
y las aguas traspasan mis oídos traslúcidos
No aprenderé las palabras que me están rozando
ni desliaré mi lengua de debajo de mis pisadas
Pienso seguir así hasta que el agua se alce
hasta que mi piel desprendida deje sueltos los ríos

(Vicente Aleixandre)



17 de marzo de 2013

Todo lo que hay que saber sobre cómo vivir y qué hacer y cómo debo ser lo aprendí en el jardín de infancia. La sabiduría no estaba en la cima de la montaña de la universidad, sino allí, en el arenero.
(Robert Fulghum)

Lo del arenero tiene sentido, si quieres conocer a alguien, basta con jugar un partido de algo con esa persona. Y lo de “Todo”, también, siempre he mantenido que prácticamente todo lo aprendido en el colegio, o no es cierto o es inútil.