Estoy sentado y humedecido mecido por mis calores
y las aguas traspasan mis oídos traslúcidos
No aprenderé las palabras que me están rozando
ni desliaré mi lengua de debajo de mis pisadas
Pienso seguir así hasta que el agua se alce
hasta que mi piel desprendida deje sueltos los ríos

(Vicente Aleixandre)



1 de octubre de 2009

Esa es la verdadera libertad: ser capaz de salir de uno mismo, atravesar los límites de nuestro pequeño mundo individual para abrirse al universo.

(Alejandro Jodorowsky)

2 comentarios:

La pequeña Delirio dijo...

revelador... salir de uno mismo, verse en el otro... no era Baudelaire el que decía algo parecido???

a roja dijo...

El amor es la necesidad de salir de uno mismo (Baudelaire). Necesidad? sí, en cierto sentido puede ser necesidad (porque sino se trataría de una vida sin amor), pero necesidad habla de impulso irresistible del que es imposible escapar. Creo que se trata más bien de voluntad.
Bienvenida pequeña D.