Estoy sentado y humedecido mecido por mis calores
y las aguas traspasan mis oídos traslúcidos
No aprenderé las palabras que me están rozando
ni desliaré mi lengua de debajo de mis pisadas
Pienso seguir así hasta que el agua se alce
hasta que mi piel desprendida deje sueltos los ríos

(Vicente Aleixandre)



21 de noviembre de 2009

Aprendiendo con Virginia Woolf

Ya lanzada la piedra
al agua
sólo queda esperar
el círculo concéntrico
si éste no aparece
búsquelo
zambúllase
vaya a lo más profundo
de su bolsillo
la piedra estará allí
adentro
en el hueco mojado
de su soledad
desnúdese
lleve sólo la piedra
hacia la superficie
si usted sale a flote
se verá sumergida
en un círculo vicioso.


(Lilian Elphick)