Estoy sentado y humedecido mecido por mis calores
y las aguas traspasan mis oídos traslúcidos
No aprenderé las palabras que me están rozando
ni desliaré mi lengua de debajo de mis pisadas
Pienso seguir así hasta que el agua se alce
hasta que mi piel desprendida deje sueltos los ríos

(Vicente Aleixandre)



4 de abril de 2010


Dejadme entonces, vagas preocupaciones de ayer,
abandonar mis lentos trajes sin música,
como un árbol que depone su luto rumoroso,
su mate adiós a la tristeza,
para exhalar feliz sus hojas verdes,
sus azules campánulas
y esa gozosa espuma que c
(abril)lea en su copa
cuando por primera vez le invade la riente Primavera.

(Vicente Aleixandre)

perdón por los paréntesis

2 comentarios:

galicia maravillas dijo...

feliz primavera! :)

Dr. Flasche dijo...

Dejadme, si, por favor, dejadme...